miércoles, 29 de junio de 2016

LAS RUIDOSAS Y COLORIDAS LORERAS DE TRICAHUES DE LA REGIÓN DE COQUIMBO

"¡Son tricahues!", repetía mi amigo y camarada de viajes con la cabeza en alto, aquel día feriado de Semana Santa, mientras veíamos la numerosa y colorida lorera estacionada en los árboles de la Feria Rural Campesina del Parque Los Pimientos, a espaldas de la planta pisquera de Vicuña en el Valle de Elqui. El ruido de una agitada masa de plumas verdes, amarillas y rojas parecía apoderarse del encuentro, haciéndonos creer que estábamos cerca de una especie de criadero hasta que los vimos alegres y felices conquistando las ramas de las altas copas.
Eran tricahues, pues: llamados también tricagües y loros barranqueros, por su tendencia a vivir en barrancos y anidar en agujeros de laderas, aunque ahora parecen haberse aproximado como nunca antes a zonas urbanas de Vicuña, Ovalle y Monte Patria. Sorprende ver una concentración tan grande de una especie que se halló alguna vez casi al borde de la extinción, principalmente a causa de la intervención humana. Volvemos a encontrar decenas de ellos saliendo ya de Vicuña, por los postes y árboles en la entrada del estrecho puente viejo sobre el río Elqui. Quizás no sea un fenómeno tan transitorio o excepcional como podría parecer.
Una de las primeras descripciones del loro en la literatura fue la del Abate Juan Ignacio Molina, quien lo cataloga como Psittacus cyanolyseos. En el siglo XIX, el británico Philip Sclater lo definió como el Cyanoliseus patagonus byroni, nombre científico con el que permaneció hasta hace no mucho tiempo, cuando a fines del siglo pasado se le definió como la subespecie Cyanoliseus patagonus bloxami por el estadounidense Storrs L. Olson, dado que el nombre propuesto por Sclater era confuso y se había asociado antes a otra especie de loro chileno, el choroy (Enicognathus leptorhynchus).

martes, 28 de junio de 2016

EL INCREÍBLE EXPEDIENTE SOBRENATURAL DE FRAY PEDRO DE BARDECI, UN CASO DE CANONIZACIÓN TRUNCA EN CHILE

Coordenadas: 33°26'36.55"S 70°38'51.89"W (Ubicación de la tumba)
En medio de un período de vaivenes impetuosos del río Mapocho y de la lucha de las fuerzas de orden de los tajamares contra las entropías destructivas de sus aguas, en el siglo XVII, el barrio de La Chimba recibe una extraña pero formidable visita: Pedro de Bardeci y Aguinaco, un hombre alto, blanco y de corpulencia vasca, que viene agitado atravesando el lecho para ir hasta la Recoleta de San Francisco.
El recientemente llegado acaba de cumplir la estricta regla de pobreza de San Francisco de Asís, regalando a los pobres todas sus posesiones. Según la "Historia y devociones de la Recoleta Franciscana de Santiago de Chile (1643-1985)" de Fray Juan Rovegno S., la formalización de su renuncia a todas sus posesiones materiales la hizo ante notario el día 23 de abril de 1675. Y aunque quizás no lo sabe, la nómina milagrosa de recoletos iniciada por el Negro Andrés de Guinea, sumaría con él otro tremendo referente, al convertirse Fray Bardeci (también escrito Bardesi) en el Primer Venerable en Chile, teniendo en algún momento las más serias posibilidades y razones para aspirar a la canonización aunque su proceso hoy esté detenido. Como sucede también con el Negro Andrés, además, es otro caso que antecedió a la santidad de Fray Andresito en la comunidad de recoletos franciscanos de Santiago de Chile.

lunes, 27 de junio de 2016

ESPLENDORES PASADOS DEL EX-CENTRO DE ENTRETENIMIENTOS POPULARES DE LA FUNDACIÓN ARRIETA

Acceso al teatro-circo hacia los años 20, con sus puertas de madera y leones.
Coordenadas:  33°27'32.37"S 70°34'18.45"W
Aunque la Comuna de Peñalolén fue fundada recién en los ochenta, su historia es más bastante larga y activa en este sector de la ciudad de Santiago de Chile, especialmente tras la Independencia. Su nombre proviene de la Hacienda Peñalolén que, con los fundos Lo Hermida de los Von Schroeders y Macul de los Cousiño, se constituían las tres grandes propiedades en las que estaba dividido el terreno de la futura comuna en el siglo XIX.
El fundo Peñalolén había sido propiedad de los sacerdotes jesuitas y a continuación de doña Ana Josefa Vicuña. Sin embargo, tras adquirirlo a ella, don Juan Egaña y luego su hijo Mariano habían convertido la hacienda en un verdadero parque, con especies traídas especialmente desde Europa. Margarita Egaña, hija de don Mariano, puso en venta la propiedad (salvo algunos terrenos sometidos a régimen de mayorazgo), siendo adquirida en 1869 por el aristocrático uruguayo José Arrieta y Perera, que por entonces se desempeñaba como cónsul de su país en Chile sólo por vocación, sin recibir remuneraciones por este servicio. Don José residía desde 1844 en nuestro país, habiendo llegado con su familia cerca de los 10 años y contrayendo matrimonio con doña María Mercedes Cañas y Calvo en 1858.

domingo, 26 de junio de 2016

EL OBELISCO DE SOCOS: UN MONUMENTO DEL OLVIDADO COMBATE DE SALALA Y AL CAPITÁN ZEBALLOS

Actos conmemorativos en el monolito en 2010. Fuente imagen: diario "El Ovallino".
Coordenadas: 30°43'14.28"S 71°29'58.77"W
Un monolito en forma de obelisco se encuentra en en el Kilómetro 370 de la autopista de la Ruta 5 Norte, pasado el parque de molinos de energía eólica a la altura de Talinay y llegando al camino hacia las Termas de Socos y a la entrada Sur hacia la ciudad de Ovalle, Región de Coquimbo. Este año, el monumento cumple 60 años de existencia.
Quienes se detienen allí a observarlo, quizás se enteran leyendo sus placas conmemorativas de la lid libertadora que tuvo lugar en esta zona y que conmemora el monumento: el Combate de Salala, conocido también como la Batalla de Socos, que en el próximo verano cumplirá 200 años justos, además.
Es un misterio el porqué este combate librado el 11 de febrero de 1817, sólo un día antes de la victoria patriota en Chacabuco, ha pasado inadvertido y casi menospreciado en la historiografía oficial, siendo que fue parte de la misma campaña en que se dio el triunfo de las fuerzas libertadoras al mando de José de San Martín contra el ejército realista de Rafael Maroto Yserns. Y es que, a pesar de la impecable blancura del monumento, parece haber una sombra sobre el rescate de tal episodio en la historia militar chilena. Tanto es el desconocimiento, de hecho, que sitios culturales o educativos de internet informan erradamente que la batalla fue el 12 de febrero.

viernes, 24 de junio de 2016

UNA NOCHE DE SAN JUAN EN EL PUEBLO DE LOS ARTESANOS DE PIRQUE

Coordenadas: 33°41'46.83"S 70°33'54.01"W (Pueblo de Artistas y Artesanos de Pirque)
Anoche tuvo lugar la segunda versión de lo que espera ser un evento anual y permanente en la localidad de Pirque: la Noche de San Juan en el Pueblo de Artistas y Artesanos del sector El Principal, en la Provincia Cordillera al Sur de la Región Metropolitana. La comuna de Pirque tiene cierta relación patronímica de sus orígenes con la figura de los evangelios, además, reflejada aún en el nombre de la Hacienda San Juan de Pirque y la escuela del mismo nombre.
Ubicado por las márgenes del río Clarillo, al Sur del Maipo, esta tierra de tradición agrícola, vitivinícola y huasa parece un sitio perfecto para exponer los rasgos de folklore rural y tradición campesina asimilada por sincretismo a las celebraciones de la Noche de San Juan en Chile, de cuyo legendario y costumbrismo ya hemos publicado algo relativo a los mitos del árbol de la higuera.
Echando un repaso, se recordará que esta fiesta se celebra en la víspera del día 24 de junio y que la mayor parte de su tradición original nos llegó desde España, asimilada por el cristianismo pero con una connotación mística y mágica adicional, contenida en el folklore.

martes, 21 de junio de 2016

SE APAGÓ LA MÚSICA EN LA ESQUINA DE LA BOTILLERÍA "ROCK & ROLL"

Ilustración digital, con reconstrucción de cómo lucía antes la botillería. Usé por base una imagen publicada por el portal Listeilor.com y algunos recuerdos personales sobre cómo era el boliche.
Coordenadas: 33°26'56.17"S 70°36'20.98"W
Para muchos será difícil olvidar aquel santuario noctámbulo de la esquina Sur-poniente de avenida Pedro de Valdivia 2871 justo con calle Sucre, en la comuna de Ñuñoa. Y es que tejieron desde él tantas "previas" de trasnoches en Plaza Ñuñoa, celebraciones antes o después de salir del Estadio Nacional "Julio Martínez Prádanos", gárgaras de alegría para estudiantes del Campus Oriente o, simplemente, el necesario abastecimiento líquido de miles de asados, fiestas, cumpleaños y ceremonias por aquellos barrios.
Hace poco, algunos medios de comunicación anunciaron la triste noticia, puñalada al corazón para tanto devoto nacional de los fermentos y los espirituosos: la clásica botillería "Rock & Roll" desaparecía, cerrando su tradicional cuartel de Pedro de Valdivia. Me pregunto cuántas lágrimas silenciosas cayeron por ahí, compartiendo el dolor de esta verdadera tragedia para el mundo del brindis y la parrilla; de esos valientes habitantes de la ciudad que no duerme.
¿Qué hizo tan popular y querida a esta botillería ñuñoína, más allá de ser sólo un centro de abastecimiento de diversión en botellas y tetrapacks? Conocida popularmente también como "La R & R", hubo un fenómeno social interesante alrededor de ella.

lunes, 20 de junio de 2016

LA GUERRA DE LA UNIÓN RACIONALISTA FRANCESA A LA REVISTA "PLANÈTE" Y AL REALISMO FANTÁSTICO EN LOS SESENTA

La mañana y el crepúsculo... Portadas de los respectivos libros.
Uno de los libros de alero científico y académico más curisos que haya leído hasta ahora, es el que lleva por título "Le crépuscule des magiciens", traducido al español como "El fracaso de los magos", y que fuera en su momento una importante espada blandida contra la irrupción de lo que consideraba superchería pseudocientífica y particularmente el llamado realismo fantástico, que cobró popularidad después de la Segunda Guerra Mundial a raíz de revelaciones parciales sobre lo que habían sido las raíces del nazismo y otras implicancias esotéricas y ocultistas de tan controversial período de la historia humana.
El libro es, por momentos, visceral y apasionado en su discurrir. Llega incluso a algunas inexactitudes o juicios radicales, aunque no tantos como los que sostienen las escuelas y corrientes populares de divulgación que buscaba combatir. Incluso agrupaciones escépticas o de defensa del pensamiento racional prefieren tratarlo con pinzas y algo de cautela, según nuestra impresión. Esta poca difusión, sin embargo, ha contribuido a que muchos epígonos creyentes del realismo fantástico continúen dando fe sin espíritu crítico a todos sus contenidos, ignorantes de las grandes refutaciones que recibió su más venerada obra literaria.
Para poner en contexto, cabe recordar que en 1960 se publica el famoso libro "Le matin des magiciens" ("La mañana de los magos"), muy desafortunadamente traducido al español como "El retorno de los brujos" a pesar de su más aclarador subtítulo: "Una introducción al realismo fantástico". Sus autores, hasta entonces de muy relativa relevancia editorial, eran el periodista belga-francés Louis Pauwels (1920-1997) y su colaborador el ingeniero químico-atómico de origen judeo-ucraniano Jacques Bergier (1912-1978), de quien se sospecha la verdadera autoría del grueso del libro dado su insólito e intrigante currículo como practicante de alquimia, cabala y talmudismo, además de haber sido periodista, espía de la resistencia y posible miembro de agrupaciones secretas tras nacionalizarse francés.

jueves, 16 de junio de 2016

BAR "MARABÚ": EL SECRETO MEJOR GUARDADO DE LAS CONDES POR 50 AÑOS

Coordenadas: 33°25'42.54"S 70°34'15.48"W
Un refugio de pura magia clásica sobrevive en calle Manuel Barrios 5034, a un costado de la Plaza La Concordia, cumpliendo media centuria de historia en este año. Un lugar sacado de otra época, de otro tiempo, de otro contexto, y enclavado como bastión de época entre los elegantes barrios de avenida Latadía con Sebastián Elcano, en la comuna de Las Condes. Es la perla de la ostra barrial, acaso.
El "Marabú" es bar, fuente de soda y restaurante. Como muchas picadas, su recargada decoración combina viejos artefactos para anticuarios, cuadros al óleo enmarcados, pósters de chicas sexis, fotografías antiguas de Santiago, recortes de diarios mencionando al local y recuerdos polvorientos en general, entre los que destaca la camiseta roja -enmarcada y con cristal- de un actual seleccionado nacional de fútbol, con su respectivo autógrafo. Gran parte de estas cosas son instalaciones recientes, eso sí, pues al dueño le dio por caracterizar así su local hacia los días del Bicentenario, manteniendo hasta ahora este aspecto además de los detalles curiosos, como el baño unisex y el antiguo mesón de la caja.
Medio siglo de existencia de esta pequeña fortaleza popular, ya es casi una marca para una ciudad como la capital chilena, donde con suerte algo dura diez años. Sobre una vieja campana de cocina colocada hoy tras el mostrador igual de vintage, una inscripción conmemora este aniversario cincuenta de este boliche: "1966 MARABÚ 2016 y +". Me cuentan que este aviso se ha ido actualizando desde hace varios años ya, para celebrar cada aniversario, cosa que confirmo en algunas fotografías publicadas en la prensa.

lunes, 13 de junio de 2016

EL GIGANTE DEL CERRO UNITAS, SUS MITOS Y SUS LEYENDAS

El gigante visto desde el cielo. Fuente imagen: Uta.cl (Boletín AZETA).
Coordenadas:  19°56'56.63"S 69°38'1.12"W
Para algunas opiniones impropiamente llamado Gigante de Atacama, este enorme geoglifo se encuentra a medio camino entre Huara y la Quebrada de Tarapacá, a unos 85 kilómetros de Iquique y a cerca de 12 del poblado de Huara, dispuesto de manera tal que parece vigilar atento la ruta iniciática de los actuales peregrinos hacia su encuentro con San Lorenzo en el poblado de Tarapacá, durante cada período de fiestas del mes de agosto, de la misma manera que después los despide en sus regresos hacia el lugar del atardecer en la pampa.
Se puede observar su majestuosidad desde la misma Ruta 15, con su rostro fijo hacia el ocaso de cada día. “El hombre gato”, le llaman algunos por sus rasgos, casi en forma cariñosa. Su cercanía a la carretera lo ha vuelto vulnerable, sin embargo.
El cerro donde está grabado el Gigante de Tarapacá es el Unita o Unitas, nombre derivado de una corrupción de Umita o Uma, que en aymará significa agua, quizás en otra evocación toponímica al paisaje perdido de la zona, pues hay teorías explicando el nombre de la zona de Tarapacá como lugar de árboles escondidos o escondite entre árboles.

domingo, 12 de junio de 2016

BUQUE "SARGENTO ALDEA": UNA SEMANA A BORDO DE UN GIGANTE DE PAZ DE LA ARMADA

Ilustración del buque siendo construido en los Astilleros de Lorient, hacia 1988.
En octubre de 2013, fui invitado al Operativo Acrux-Norte de la Armada de Chile, como guía y asistente del director del Museo de la Guerra del Pacífico "Domingo de Toro Herrera" (guerradelpaficio1879.cl) el coleccionista de antigüedades Marcelo Villalba, que llevaría su muestra para exponerla durante la travesía.
Aquella fue la primera vez en que pude abordar por un tiempo importante un navío de la Armada de Chile más allá de una mera visita, en este caso un gigante de la flota: el buque multipropósito LSDH-91 "Sargento Aldea", incorporado hacía menos de dos años y comandado en esos momentos por el Capitán de Navío Manuel Pinochet Rodríguez. Fue una semana de enorme intensidad y actividades varias en los lugares de desembarco.
Demás está decir lo extraordinario de la experiencia de participar -en semejante coloso y en calidad de civil- paraen una misión de paz como Acrux-Norte, primera de su tipo que iba a ejecutarse entre Mejillones y Pisagua. Fue una prueba de rigores también desplazarse por ese laberinto de brutalismos, tubos y escotillas evitando extraviarse, además de probar los rigores de vida diaria marinera como dormir en literas con el ancho de una camilla, soportar los efectos del mareo de tierra y ducharse diariamente con agua más cercana al frío que a la comodidad doméstica.

miércoles, 8 de junio de 2016

ANIMITA DE UN QUERIDO "MOTOQUERO" EN LA AUTOPISTA DEL ITATA

Imágenes: gentileza de Rodolfo Morales.
Coordenadas: 36°41'38.35"S 72°33'6.57"W
La Ruta 152, la llamada Autopista del Itata, ya ha cobrado varias vidas que recuerdan animitas solitarias a sus costados. Recientemente se ha sumado otra, en el kilómetro 30,4, al poniente de Chillán; animita que -por sus características y el estilo de vida del homenajeado- se ha ido convirtiendo en una suerte de altar de motociclistas de paso por la zona.
Rodolfo Morales Moreno, amigo del fallecido y testigo de su tragedia, nos ha permitido reconstruir su historia... Hela aquí.
Francisco José Bozzo Bozzo había nacido el 1° de diciembre de 1972. Fue un apasionado motociclista durante toda su vida, y su primera máquina había sido una Honda Steed 400 cc. Fue en esta motocicleta donde descubrió y desarrolló su pasión "motoquera", adquiriendo posteriormente una Suzuki Intruder 900, su tronador soporte de grandes rutas y primeras aventuras rodadas, a la que sumó paralelamente también una multipropósito Aprilia Pegaso 650. Apodado el Hot-Dog, era uno hombre muy querido en sus grupos de camaradas de montura y ruedas, donde lo consideraban una persona muy especial, con alma de niño.

martes, 7 de junio de 2016

MOSAICOS, BALDOSILLAS Y AZULEJOS: INVENTARIO URBANO CON LAS HUELLAS DEL CLÁSICO GRES CERÁMICO

Catálogo de productos de IRMIR. Fuente imagen: ponencia para el V Taller de Idis (Argentina) de Rodrigo Vera Manríquez, del Departamento de Diseño de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile.
Ya publiqué acá un artículo sobre la campaña para salvar el mosaico muriglas de la empresa IRMIR que recubrían originalmente las primeras estaciones del servicio Metro de Santiago inauguradas entre 1975 y 1980 en las líneas 1 y 2. Como se recordará, estas teselas y baldosas de los mismos juegos decorativos, conocidos como gres cerámico, eran fabricadas principalmente por aquella empresa, seguida de la firma Fanaloza.
El mayor crecimiento de la empresa IRMIR parece estar con su participación en proyectos de la Corporación de Vivienda, la Corporación de Mejoramiento Urbano y el Metro Santiago. Una generación de importantes edificios y obras públicas llevan así su huella en revestimientos de teselas y baldosillas, dando una característica al recubrimiento mural de la época muy práctico, además, pues ahorraba repetir manos de pinturas por paso del tiempo y resultaba muy cómodo al higiene y aseo. Anótese a esto el valor agregado que daba el trabajo de colocación de estas piezas, sumando miles de horas hombres en cada proyecto.
Sin embargo, al desaparecer la principal empresa fabricante hacia inicios de los ochenta y terminar con ello la producción de estos modelos de gres cerámico, su estética y característica quedaron condenados a asociarse a sólo una época, regazándose con ello en el tiempo y culminando su esplendor como recurso ornamental y utilitario. Así, sus vestigios quedaron dispersos y huérfanos por todo Chile, perdiéndose muchos de ellos en las décadas transcurridas hasta hoy, como fue el caso del edificio comercial de la esquina Norponiente de Bandera con Catedral, demolido en 2013 (tenía teselas celestes y baldosas cuadradas verde oscuro en diseño de relieve).

lunes, 6 de junio de 2016

LOS KIOSCOS FRANCO-VICTORIANOS QUE TUVO SANTIAGO

Kiosco frente al viejo Portal Edwards. Fuente imagen: Flickr de Santiago Nostálgico.
Un gran error cometido por la ciudad de Santiago con respecto a su mobiliario y equipamiento urbano, quizás haya el retiro sin renovación de los antiguos kioscos y garitas para los comerciantes del sector céntrico, bellezas de ferretería que provenían de la escuela de arquitectura en hierro popularizada por Eiffel y que representaron también una interesante influencia del estilo victoriano en Chile, aunque cronológicamente un poco regazado y muy afrancesado, como fue la tendencia del diseño en el cambio de siglo. Su presencia fue tan penetrante en la ciudad que incluso ha seguido repitiéndose tenuemente la línea que se heredó de estos modelos en kioscos posteriores de paseos y parques públicos.
Ya he comentado que estoy dedicando este blog más a enfoque de viajes que de investigación propiamente dicha, así que -por razones de tiempo y de disponibilidad- no he podido hallar ni salir a buscar mucha información adicional sobre estos kioscos antiguos, pero creo que puedo compartir algo sobre los mismos con lo que ya tengo a mano, a través de esta entrada.
Echando cuentas, el estilo de estos kioscos se hizo popular especialmente después de la gran revolución urbanística del Intendente Benjamín Vicuña Mackenna, extendiéndose hasta la época del Primer Centenario, aproximadamente, época en que se vuelven muy comunes. Por esta razón, eran muy semejantes en detalles y en su propio contexto de época a la línea estilística que se observa en el Mercado Central hecho por la firma escocesa Messrs, Laidlaw & Sons en 1872, o de la Estación Central de Santiago, de la  compañía francesa Schneider & Cie. de 1897, aunque la ciudad continuaba mostrando la presencia de estas estructuras en sus principales calles y avenidas centrales todavía hacia los años treinta, cuando ya había entrado el movimiento art decó y otras expresiones más recientes del modernismo.

sábado, 4 de junio de 2016

LA CORTA VIDA DE UN GRAN OBELISCO EN LA ALAMEDA DE LAS DELICIAS DE SANTIAGO

El obelisco, decorado con banderas y listones, en el día de su inauguración el 18 de septiembre de 1859 (lleva una anotación a mano con esta fecha). Vista hacia el poniente, con el campanario de la Iglesia de San Diego a la izquierda, donde ahora está la Universidad de Chile. Fuente de la imagen: Memoriachilena.cl.
Coordenadas:  33°26'36.90"S 70°38'56.30"W (ex ubicación)
En algunas fotografías históricas de Santiago, probablemente las que estén entre las más antiguas de la Alameda de las Delicias, se puede apreciar un enorme obelisco o "pirámide" oscura, ubicada cerca del Convento de San Francisco, estructura cuyo origen y época han sido prácticamente olvidados en nuestro tiempo. Aunque tuvo corta vida o acaso fue solo temporal, para las fiestas de ese año, su valor para la memoria urbana está en haber sido una de las primeras experiencias conmemorativas de la República de Chile, sin embargo.
La aparición de este obelisco coincide con un período de mejoramiento de la Alameda de las Delicias y de su ornamentación, hacia la proximidad del aniversario número 50 de la Declaración de Independencia de 1810. La idea de levantar una obra así parece haber sido propuesta por el arquitecto francés contratado por el Gobierno de Chile, Claudio F. Brunet Desbaines, quien en carta al Ministerio de Instrucción Pública de 1849 ya sugería la necesidad de hermosear la Alameda con algo que conmemorara la Independencia de Chile. A partir de esta proposición se pudo haber llegado al obelisco, cuyo objeto de homenaje era precisamente el sugerido.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook