jueves, 9 de enero de 2014

UN PASEO POR LA ALAMEDA DE LOS POETAS Y LOS ESCRITORES EN LA SERENA

Coordenadas:  29°54'20.52"S 71°15'36.85"W
La Región de Coquimbo ha sido otro nido generoso en el rol de proporcionarle a todo Chile grandes figuras para su literatura, incluyendo nuestro primer Premio Nobel. Y la continuación hacia el poniente de la Avenida Francisco de Aguirre, allí entre la Carretera Panamericana y calle Juan José Latorre, se encarga de recordar esta virtud local a todo visitante, con la llamada Plaza de los Poetas y Escritores de La Serena.
Este paseo funciona como una suerte de continuación hacia la costa de la Alameda de las Esculturas de Avenida Aguirre, pasado el sector del Monumento de Francisco de Aguirre, la plazoleta del obelisco monumental y la línea del ferrocarril, que señala el límite mismo de la Plaza de los Poetas y los Escritores en el camino a pie hacia el Paseo del Mar y el Faro Monumental, por estas cómodas y amenas áreas verdes.
Originalmente, este proyecto de homenaje los hombres de letras de la región es llamado Alameda o Paseo de los Poetas, y así fue inaugurado en los años setenta. Actualmente, cuenta con 14 pedestales, siendo el último de los homenajeados con un busto allí mismo el literato Hugo Thenoux Moure, en el verano de 2011. Y aunque se llama también Paseo de los Poetas a todo este tramo de la plaza central de la avenida, desde la línea del tren hasta el faro, en el uso popular no se hace mucha diferencia nominal con el resto de la Alameda de La Serena, pues funciona como un único gran paseo por toda la Avenida Francisco de Aguirre.

lunes, 6 de enero de 2014

¡A BUSCAR "PEGA"!

Trabajador en su hora de almuerzo, en revista "Zig Zag". Museo Histórico Nacional
Esta es la época de rastreo de las "pegas" de verano, para terminar la temporada estival con plata y, en otros casos, para financiar la recreación de todos los días de vacaciones que se vienen.
En tanto, ¿por qué le decimos “pega” al empleo o al trabajo? La RAE reconoce el uso de "pega" como sinónimo de "ocupación retribuida”, pero lo reconoce sólo en Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador y Perú. No se menciona a Chile, quizás uno de los países donde más se utiliza y donde tiene otros sinónimos informales como "pituto" o "pololito".
En su antiguo “Diccionario de Chilenismos” de 1875, Zorobabel Rodríguez ya habla del uso del concepto “pega” pero como equivalente de un punto óptimo, algo “cocido”, en su momento preciso, por lo que se hablaba entonces de "estar en la pega" para señalar que lo estaba listo para un paso siguiente.
Sin embargo, una teoría sostenida por el profesor de historia Cristóbal García Huidobro tiene una explicación interesante y muy razonable: "pega" se habría establecido como sinónimo de empleo u ocupación entre fines de la Colonia y parte del siglo XIX, cuando era común que las clases populares se proveyeran de algunos ingresos participando el labores de construcción básicas como en las faenas de la pega de piedras y ladrillos, aludiendo al pegado con la argamasa que se hacía para estos materiales, los que a su vez se pegaban para levantar muros, paredones, canales y malecones.

jueves, 2 de enero de 2014

UNA ALEGORÍA DE LA LIBERTAD EN ANTOFAGASTA: EL MONUMENTO ALEMÁN DEL CENTENARIO EN PLAZA SOTOMAYOR

Coordenadas: 23°39'4.93"S 70°23'52.33"W
Adelante del Mercado Municipal Central de Antofagasta, allí en lo que ahora es la dura Plaza Sotomayor por el lado de calle Manuel Antonio Matta, hace pocos años recuperó protagonismo la estatua alegórica de la libertad que donó la colonia alemana a la cuidad de Antofagasta, aunque queda bastante poco del aspecto original que tenía el conjunto conmemorativo cuando fuera inaugurado en el Primer Centenario Nacional. A decir verdad, toda esta plaza ha sido transformada mucho en poco más de un siglo.
Este lugar corresponde a la antigua Plaza del Ferrocarril de los años previos a la Guerra del Pacífico, donde se constituyó el área verde que dio origen a la alguna vez llamada Plaza Municipal, rebautizada oficialmente con el nombre del Coronel Emilio Sotomayor Baeza (1826-1894), personaje que se recuerda acá especialmente por haber sido quien debió ocupar la ciudad antofagastina al producirse el quiebre diplomático final de 1879.
La figura alegórica de la libertad aparece en esta plaza en 1910, correspondiendo a uno de los varios obsequios de comunidades extranjeras que recibió la ciudad en el marco del Centenario de la Declaración de Independencia de Chile de 1810, en este caso de manos de la colonia alemana.

EL POPULAR FINADO TOÑITO GÓMEZ DEL PARQUE IBÁÑEZ DEL CAMPO EN ARICA

Coordenadas:  18°28'40.25"S 70°18'49.56"W
Es inevitable que todas las leyendas urbanas terminen transformándose y alterándose en la transmisión oral, y es así como Antonio Gómez, el popular Toñito con su animita en el Parque General Carlos Ibáñez del Campo, ha pasado a ser en algunas versiones, alguien muy distinto de lo que era en principio. Ni siquiera su lugar de conmemoración está bien señalado, pues su muerte no tuvo lugar en esa esquina de Chacabuco con General Lagos, sino más al poniente.
Muchos creen que Toñito Gómez fue atropellado por un vehículo pesado, por su ubicación en el cruce. Un taxista de los que van a Azapa y que se instalan cerca de allí (gremio entre los que cuenta con varios devotos), me contó que no tenían claro si había sido una víctima de un hecho delincuencial sangriento o bien había caído durante la represión que sobrevino con el Golpe Militar de 1973, pues ambas historias han circulado. Otra versión la tienen ciertos puesteros que se colocan en la popular feria del domingo de este lugar: esta teoría lo coloca como víctima de la Dictadura en los años setenta u ochenta.
La que parece ser la verdadera historia ya fue rescatada y explicada hace casi diez años por Pedro Clemente en "La Estrella de Arica", sin embargo, en un artículo del día 20 de junio titulado "La triste historia del 'finaíto' Gómez". Cuenta el cronista que en los años 40, Antonio Gómez era un militar que formada parte del Regimiento "Rancagua" (un cabo, según se cuenta) y lo apodaban Ganchito. Muy querido entre sus vecinos, gustaba de salir a hacer apuestas por los locales de la periferia de la ciudad, aunque su estilo de vida era tranquilo y quitado de bulla.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook