martes, 10 de septiembre de 2013

UN EDIFICIO CON HISTORIA: LA ESQUINA SEDE DEL BANCOESTADO DE COPIAPÓ

El banco en sus primeros años. Fuente imagen: chiledel1900.blogspot.com.
Coordenadas: 27°22'2.59"S 70°19'56.62"W
Bernardo O'Higgins con Colipí, a un costado de la Plaza Prat de Copiapó, quizás sea la esquina más neoclásica-afrancesada de toda la ciudad, con su elegante edificio bancario que ha sido llamado popularmente como el Banco de Copiapó. Difiere un tanto de otros inmuebles de la urbe, pero refleja bastante bien la tendencia institucional y estilística de la época desde la que procede.
De un piso alto y sin demasiadas ostentaciones, este edificio de vestigios estilísticos neoclásicos acusa ya influencia de lo que sería el movimiento art decó, todavía incipiente en aquellos años en que fuera levantado, con mucho juego de líneas horizontales y verticales, además de pilastras y ciertos elementos decorativos elaborados sobre la propia estructura, que uniforman las aplicaciones de orden ornamental sobre toda la fachada que abarca los tramos de ambas calles, en la esquina Sur-poniente del cruce, además de sus faroles de iluminación adosados directamente a los muros.
El proyecto del edificio fue elaborado y construido para el Estado de Chile por la prestigiosa firma de ingenieros Franke, Jullian y Cía., con sede en Santiago y Valparaíso. Esta casa, que trabajaba con grandes arquitectos de la historia nacional como Alberto Cruz Montt, es la misma responsable de los primeros proyectos de rascacielos de la capital chilena, como el Edificio Ariztía del Barrio La Bolsa.
Imagen del Archivo Zig Zag en 1963 (Museo Histórico Nacional).
Imagen publicada por diario "El Día", en 1970.
Construido entre 1924 y 1925 de acuerdo a las inscripciones de su propia fachada, el primer destino que tuvo el inmueble fue como sede de la Caja de Crédito Hipotecario, funcionando en sus dependencias la oficina técnica que tenía su casa central en Santiago.
Fotografías de aquellos años demuestran que el acceso principal del edificio era de un vano de arco deprimido o escarzano y se hallaba justo en la cara roma del vértice, situación distinta a la actual, donde la entrada de público se realiza por el costado que da a calle O'Higgins.
Su sala central y hall es una espaciosa habitación rodeada de arcadas que dan hacia las oficinas y demás dependencias, y con un cielo de ventanales con lámpara colgante al centro. Tanto en la mencionada ornamentación exterior como en las rejas de forja, abundan los rombos y los bucles decorativos.
Su origen está en un período de grandes cambios y modificaciones en el sistema bancario con intervención del Estado, buscándose cubrir una parte del servicio financiero que requería de una orientación popular y sentido social. Fue así, por ejemplo, que en 1926 se creó la Caja de Crédito Agrario, y al año siguiente el Consejo de la Caja de Crédito Hipotecario decidió integrar la Caja de Santiago, que existía desde fines de la Guerra del Pacífico, en la Caja Nacional de Ahorros. Poco después, en 1928, se creó también el Instituto de Crédito Industrial.
Aspecto actual de la esquina. Ya no está allí el acceso.
Acceso actual del edificio, por calle O'Higgins.
Decoración de la fachada y las cornisas. Rasgo de transición al art decó.
Decoración, forja y diseño de los vanos simétricos.
Por la situación descrita, el edificio bancario de Copiapó sería principalmente la sede local de la Caja Nacional de Ahorros, creada en Santiago en 1910 con la fusión de todas las cajas de ahorro que existían a la fecha, desde donde comenzaron a fundarse las oficinas regionales. Esta Caja fue administrada hasta 1931 por la Caja de Crédito Hipotecario, pasando a adquirir una personalidad jurídica institucional propia. Eran los años en que comenzaba a caer la industria salitrera del Norte de Chile, además.
En las artísticas protecciones de hierro forjado del banco y las ventas que dan hacia ambas calles, aún se puede observar un rótulo ornamental con las iniciales "CNA", deduzco que correspondientes al organismo. Como la forja de la reja que cubre la ventana donde antes estaba el mencionado primer acceso al público, también tiene este diseño e iniciales, habría tendido a creer que la remodelación en la que se cambió la entrada al edificio al lado de calle O'Higgins se ejecutó cuando éste aún pertenecía a la Caja Nacional de Ahorros y antes de que pasara a ser ocupado por el Banco del Estado.
Sin embargo, cabe comentar que en imágenes de los sesenta pertenecientes al Archivo de la Editorial Zig-Zag y actualmente en las colecciones del Museo Histórico Nacional, queda confirmado que la entrada del vértice todavía existía en esos años, siendo posteriormente remodelada y cerrada.
Como es sabido, por Decreto con Fuerza de Ley N° 126 del 1° de agosto de 1953, durante el segundo Gobierno del General Carlos Ibáñez del Campo y por una gestión en la que tuvo especial participación el destacado economista Jorge Prat Echaurren, se crea el Banco del Estado de Chile fusionando la Caja de Crédito Hipotecario, la Caja de Crédito Agrario, el Instituto de Crédito Industrial y la Caja Nacional de Ahorro.
Por esta última razón, el elegante edificio pasa a ser ocupado por la flamante institución bancaria estatal "que propenderá al fomento de las actividades productoras" y que, además, "facilitará la circulación de bienes mediante una acción crediticia que consulte las necesidades fundamentales de la economía nacional", según el decreto que le dio origen.
En marzo de 1970, este lugar fue escenario de un curioso hecho delictual, cuando desaparecieron de sus bodegas la friolera de 1.560 millones de pesos sin dejar huellas, desatándose una intensa investigación en la que desfilaron por semanas varios empleados en calidad de sospechosos, tratándose de uno de los más grandes robos ocurridos en Chile hasta entonces.
El característico edificio del banco en la Plaza Prat pertenece hasta nuestros días al BancoEstado, nombre que ha adoptado desde hace una década, aproximadamente, el ex Banco del Estado de Chile... Con el pato mascota corporativa y todo.
Felizmente, sus líneas generales se conservan a la perfección allí, cargando de historia aquella céntrica esquina de la ciudad oasis de Atacama, aunque echo de menos aunque sea una placa informativa, para reportarle a los curiosos la parte esencial de la historia del bello edificio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook