jueves, 18 de octubre de 2012

EL TRISTE NOMBRE DE LA LOCALIDAD DE CARIÑO BOTADO

Coordenadas: 32°47'56.09"S 70°33'29.18"W
El caserío de Cariño Botado se encuentra en la Comuna de San Esteban al interior de la Región de Valparaíso y por la frontera cordillerana con Argentina, un poco más al NE de Los Andes. Forma parte de la Provincia de Los Andes, además.
Muchos de los que pasan por allí se preguntan por el origen de tan curioso nombre y la leyenda histórica tiene su propia explicación: durante las guerras de la Independencia, el Ejército de Los Andes se dividió en dos columnas para atravesar la cordillera desde Cuyo a inicios de 1817, una al mando del General José de San Martín y otra liderada por el Brigadier Juan Gregorio Las Heras. Este último debía pasar por el Paso Uspallata, a diferencia del primero que lo haría por Los Patos, así que la noticia de la proximidad del Ejército causó gran expectación entre los habitantes de las aldeas del sector de Santa Rosa de los Andes, quienes habrían organizado -con esfuerzo y espontáneamente- un gran banquete con fiesta patriótica incluida, para recibir de manera calurosa a los libertadores en uno de los caseríos alrededor del sector de las Piedras Paradas que quedaba en el camino de los viajeros.
Sin embargo, sucedió lo inesperado, según la misma leyenda: cuando Gregorio Las Heras llegó a la zona, pasó raudo y sin asistir al pueblo de su recibimiento, alegando que estaba retrasado y que debía reunirse a la brevedad en Curimón con San Martín y O’Higgins, donde esperaba el resto del Ejército. Se dice que los centinelas confundieron el movimiento de los pueblerinos esperando a la caravana con alguna clase de actividad hostil de los realistas, que podían emboscarlos.
Frustrados y sintiéndose rechazados al no llegar los festejados, los habitantes del villorrio dejaron abandonada la fastuosa cena, que acabó devorada por perros, aves, ratones y quizás compartida también con algún mendigo afortunado. Desde entonces, la pequeña aldea comenzó a ser llamada como el Pueblo del Cariño Botado, apodo que se habría convertido así en su nombre oficial, hasta ahora.
Sólo en la proximidad del Bicentenario de la Independencia de Chile se realizó un acto de desagravio para Cariño Botado, con una representación de los libertadores pasando por aquel banquete que quedó olvidado y perdido en los remolinos de la historia nacional, por casi 200 años.

1 comentario:

daniel dijo...

Hermosa historia conocer una acción espontánea que llevó a una decepcionante final que incentiva al futuro de hoy a conciliar y enmendar errores del pasado excelente escrito gracias .

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook