martes, 20 de septiembre de 2011

POLIDORO YÁÑEZ: EL DESCONOCIDO PRIMER BENEFACTOR DE LOS NIÑOS DEL MAPOCHO

Niños mendigos del Mapocho, los "cabros de río", hacia 1970. Imagen actualmente en las colecciones fotográficas del Museo Histórico Nacional.
Coordenadas:  33°25'56.93"S 70°39'3.21"W (Barrio de los mercados de Mapocho).
El primer nombre que la cultura popular siempre evocará como ejemplo de los esfuerzos desplegados para rescatar a los niños abandonados del río Mapocho, sin duda es el de San Alberto Hurtado, en mérito a sus fatigantes noches frías salvando a los pelusas de la más denigrante y perversa marginación social allí en el barrio de los mercados, en esa postal de degradación infantil tan crudamente retratada por Alfredo Gómez Morel con su estremecedor libro autobiográfico “El río”.
Sin embargo, se sabe que hubo intentos previos a los del fundador del Hogar de Cristo y que pudieron haberles servido de ensayos. Trabajos como “Habitando la calle” del Ministerio de Planificación, por ejemplo, informan de un programa de acogida implementado en el Gobierno del Presidente Pedro Aguirre Cerda (parece referirse a "La Posada del Niño") y otro de una colonia agrícola experimental bajo atención de Carabineros de Chile (posible antecedente de la Fundación Niño y Patria), ambos casos destinados a sacar de la vulnerabilidad a estos chiquillos cautivos en la subcultura que domina la vagancia y la haraganería callejeras. Se conocen otros casos que se remontan a religiosos del período cercanos a la Guerra del Pacífico y la Guerra Civil o incluso antes, de hecho, como fue el sacerdote mercedario José Agustín Gómez, fundador para estos efectos de la Congregación de las Hermanas Hospitalarias de San José en San Felipe, en 1866.
Empero, fue en esta primera generación de bríos caritativos previos a la obra del Hogar de Cristo que destacó quien se constituyera, muy probablemente, como un gran precursor para tales objetivos benéficos en Mapocho, a pesar de la mezquindad con que ha tratado su recuerdo la historia oficial: don Polidoro Yáñez Andrade. Su vocación benefactora en estos desafíos, donde dominaban los sinsabores y las ingratitudes, estaba confirmada en su propio currículo: como ex miembro de la Comisión de la Dirección de Protección de la Infancia del Ministerio de Salud, podemos suponer cuán de cerca conoció el problema de los niños abandonados bajo los puentes del río Mapocho, los cabros de río como se les llamaba en la jerga del hampa, viviendo en pandillas o las famosas “caletas” dedicadas a la mendicidad y, cuando no, al escamoteo y al delito.
Comenzando hacia inicios de los años cuarenta un proyecto sostenido únicamente con los hilos de su iniciativa y esfuerzo personal, con registros de su actividad ya establecida hacia 1943 ó 1944, Yáñez comenzó a entrevistarse con estos pelusas para suscribirlos a su idea de formar una colonia productiva, al tiempo que buscaba afanosamente alguna clase de apoyo para tan noble pero incomprendida labor.
A la sazón, los niños en tal situación de total carestía y de vagancia sumaban en Santiago unas 5 mil almas, según una nota de “El Diario Ilustrado” del 2 de febrero de 1944 que ha sido comentada por el teólogo Samuel Fernández, precisamente refiriéndose a la relación o influencia que Yáñez pudo haber tenido en la obra del Padre Hurtado. El mismo artículo informaba también de la existencia de otro proyecto anterior similar al suyo, pero que por haber fracasado, inspiraba al redactor un fundado pesimismo sobre las posibilidades reales de materializar con éxito la idea que ahora llevaba adelante el ex funcionario de sanidad. Desgraciadamente, el tiempo le daría la razón a esta clase de críticas.
En la Cámara de Diputados, hacia julio de 1946, ya se leía una petición de Polidoro Yáñez solicitando asistencia a la labor social de su colonia. En el oficio presentado en la ocasión, se destacaba que el benefactor "mediante su propio esfuerzo, sin auxilio del Gobierno ni de ninguna institución, ha logrado hacer una obra de efectivo bien social". Sin disponer de ese necesario apoyo para tan ambiciosa tarea, se reunía periódicamente con los chiquillos del amplio sector entre los puentes Bulnes y Pío Nono, especialmente los concentrados en Barrio Mapocho (atraídos hasta allí por los mercados y las aglomeraciones de gente), tratando de tentarlos a integrar su Colonia Mapocho, organización en la que se asignaban simbólicamente cargos como los de presidente y ministros elegidos por los propios muchachos.
Vista del sector de Barrio Mapocho y del río Mapocho hacia el año 1920, sector del actual Puente Padre Hurtado. Fotografía correspondiente al archivo Chilectra.
Muchos de los niños del Mapocho habían escapado de conventillos y hogares mal constituidos, para encontrar una forma de vida nueva entre los pelusas y pandilleros del río (Fuente imagen y texto: “Niños de Chile”, Cecilia Urrutia, 1972).
El campamento para estos niños se ubicaba en lo que entonces era el final de la Avenida Ossa, hacia el sector de Bilbao. Aunque más de alguna vez logró hacer que autoridades visitaran el lugar, su lucha por financiamiento y apoyo parece haber sido siempre estéril. Los chicos miembros de la colonia trabajaban en la explotación de un pequeño bosque y en cultivos agrícolas ahí dentro del terreno. Hoy, sin embargo, cuesta mucho distinguir en el sector ya totalmente urbanizado, dónde se hallaba dicho predio.
Aunque llegara a tener unos 140 chiquillos suscritos y participando en el proyecto, su utopía comenzó a desvanecerse en los años que siguieron: a la falta de buen sostén financiero se sumaba el que, según quejas del diario “Fortín Mapocho” en 1947 representando el malestar de los trabajadores y comerciantes veguinos, tras cada reunión de Yáñez y sus asistentes con los pelusas del río no pasaba mucho rato para que reaparecieran por allá los mismos niños, vagando otra vez y cometiendo fechorías.
Desesperado por salvar del naufragio a su hermosa quimera, Yáñez rogaba asistencia directa del Gobierno. La investigadora Ana María Farías revela que, en agosto de 1948, el esforzado bienhechor enviaba una carta al propio Presidente Gabriel González Videla intentando describirle las bondades de su colonia, para la que pedía ayuda con la expectativa de convertirla en “una población de tipo agrícola, pesquera, forestal, ganadera o industrial, para vida y trabajo exclusivo de todos los elementos desplazados de la sociedad y la emigración de Santiago”, construyendo con ellos, ahora, “una nueva fuerza viva de la nación.
Mas, difícilmente hubiese recibido atención de las autoridades en esos duros y conflictivos años. Sus sueños de un río Mapocho sin niños abandonados eran demasiados para el estado de la hacienda pública y el interés de los políticos en aquellos días, distraídos en otros graves problemas sociales, sindicales y en las sediciones partidistas. No quedó más en el camino del noble Polidoro Yáñez, que presenciar en primera fila el derrumbe de sus loables intenciones y de su fantasía de terminar con la vagancia infantil en las ciudades de Chile a través del esquema de las colonias productivas, a pesar de que nunca dejó de quitarle el sueño el tema de la indigencia.
A pesar del fracaso de la Colonia Mapocho, de esa ilusoria República de los Pelusas, la aventura de Yáñez, fallecido a avanzada edad según sabemos, fue una inspiración en el camino de pruebas y errores para llegar a soluciones como la que ofrecería el Hogar de Cristo, seguido de la Fundación Mi Casa y más tarde “Niño y Patria” de Carabineros de Chile, entre otras experiencias de ayuda solidaria para niños en situación menesterosa. Yáñez siempre permaneció atento a estos temas y tratando de proponer ideas a las autoridades hasta su fallecimiento a avanzada edad, en los primeros años de retorno de la democracia.
Quisimos cumplir, entonces, con pagar una parte de la deuda de la sociedad chilena a la memoria de don Polidoro Yáñez y a su blasón de lucha casi quijotesca contra el nido de la miseria y la destrucción de tantos niños en situación de indigencia o vulnerabilidad extrema, señalando una senda de trabajo que ha sido retomada y perpetuada por otros benefactores de nuestro país, ya sean hombres o santos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Qué ver en una visita?

Aconcagua (9) Aeronautica (12) Africa (4) Alemania (4) Alto Hospicio (11) Angol (2) Animitas (69) Antartica (31) Antofagasta (19) Apuntes (6) Arabes (20) Arabesco (13) Araucania (5) Arauco (2) Archipielago Juan Fernandez (1) Arequipa (6) Argentina (29) Arica (39) Armas (23) Arqueologia (73) Arquitectura en hierro (21) Art Deco (33) Art Nouveau (17) Arte (170) Austria (1) Aysen (9) Bares-Restoranes (142) Barroco (52) Bauhaus (10) Belgas (1) Biobio (1) Bizantino (7) Bohemia (158) Boites (26) Bolivia (18) Bomberos (33) Brasil (3) Britanicos (36) Buenos Aires (3) Burdeles (24) Cachapoal (1) Cafes-Salones de Te (17) Cajon del Maipo (13) Calama (2) Caldera (4) California (1) Calles (75) Campo (104) Candilejas (52) Carreteras (53) Casonas (95) Cauquenes (1) Cementerios (58) Cerros y montañas (38) Chile (1008) Chillan (5) Chiloe (7) Choapa (6) Ciencia (69) Cine-Teatro (43) Circo (16) Cites-Conventillos (16) Cocina (56) Cocteleria (55) Colchagua (1) Colombia (1) Coloniaje (141) Comercio (183) Comics (29) Compañias (89) Concepcion (7) Conmemoracion (123) Copiapo (21) Coquimbo (20) Criminologia (28) Croatas (5) Curico (1) Curiosidades (231) Delincuencia (58) Deporte (41) Desierto de Atacama (51) Diplomacia (22) Diseño (87) Edad Media (19) Edificios historicos (162) Edificios populares (63) Educacion (66) Egipto (2) El Maipo (2) El Maule (11) El Tamarugal (23) En prensa/medios (42) Errores (102) Esoterismo/Pagano (69) España (18) Estatuas-Monumentos (115) Etimologia-Toponimia (144) Eventos (46) Exposiciones-Museos (59) Fe popular (129) Flora y fauna (108) Folklore-Tradicion (199) Fontanas (38) Fotografia (24) Franceses (87) Francia (9) Frutillar (1) Gargolas-Grutescos (18) Gergiano y victoriano (24) Germanos (30) Gotico (17) Gringos (31) Guerra Chile contra Confederacion 1836 (10) Guerra Chile-Peru contra España 1865 (2) Guerra del Pacifico (76) Guerra Peru-Bolivia 1841 (1) Guerras antiguas (5) Guerras civiles y golpes (35) Hechos historicos (120) Heraldica (27) Heroes (82) Hispanidad (115) Holanda (1) Hoteles (31) Huasco (3) Huasos (57) Humor (59) I Guerra Mundial (2) Iglesias y templos (98) II Guerra Mundial (4) Imperio Romano (21) Independencia de America (42) Indigenas (97) Industria (70) Instituciones (158) Iquique (73) Isla de Pascua (1) Israel (1) Italia (34) Italicos (42) Jerusalen (1) Judios (10) Juegos (40) Junin (1) La Paz (1) La Serena (18) Lejano oriente (38) Lima (2) Limari (8) Linares (2) Literatura (113) Los Andes (2) Lugares desaparecidos (210) Madrid (1) Magallanes (34) Malleco (1) Marga Marga (1) Mejillones (4) Melipilla (1) Mendoza (2) Mercados (23) Mexico (1) Militar (89) Mineria (49) Misterios (103) Mitologia (152) Mitos urbanos (116) Modernismo-racionalismo (14) Mujeres (74) Muse (1) Musica (64) Navegacion (45) Negros (9) Neoclasico (143) Neocolonial (21) Neorrenacentismo (1) Niños (93) Ñuble (3) Obeliscos (15) Orientalismo (12) Ornamentacion (104) Ovalle (5) Palacios (23) Paleocristianismo (20) Palestina (1) Panama (1) Parinacota (1) Paris (1) Patagonia (21) Patrimonio perdido (116) Peñaflor (1) Periodistas (26) Personajes culturales (150) Personajes ficticios (48) Personajes historicos (173) Personajes populares (168) Peru (53) Pesca (17) Petorca (5) Pisagua (1) Playas (31) Plazas y parques (158) Polacos (1) Politica (52) Productos tipicos (78) Publicidad (58) Puentes (33) Puerto Montt (6) Punta Arenas (8) Quebrada de Tarapaca (13) Quillota (2) Radio-TV (50) Rancagua (3) Reliquias (142) Renacimiento (3) Reposteria/Confiteria (22) Rio Chili (1) Rio Mapocho (42) Rio Tevere (2) Roma (32) Rotos (90) Rusia (1) San Antonio (2) San Pedro de Atacama (2) Sanidad (49) Santiago (655) Semblanzas (131) Sicilia (1) Simbolos/Emblemas (66) Sociedad (137) Suiza (1) Suizos (1) Tacna (5) Talagante (8) Talca (3) Tarapaca (92) Tecnologia (79) Terrores y fantasmas (91) Tierra del Fuego (12) Tocopilla (2) Tragedias (193) Transportes/Estaciones (78) Tucuman (1) Tudor (27) UK (8) Uruguay (1) USA (19) Valle de Azapa (7) Valle de Elqui (14) Valparaiso (30) Vaticano (5) Venezuela (6) Viña del Mar (2) Websites recomendados (10)