miércoles, 13 de abril de 2011

EL "WHISKY ANTÁRTICO": CUATRO NOTICIAS EN LA SECUENCIA DE UNA INCREIBLE HISTORIA

(Fuente imagen: diario "El Pingüino")
PRIMERA PARTE:
Buscan whisky perdido en la Antártica
(Portal Emol.cl del lunes 16 de noviembre de 2009)
Los cargamentos formaban parte de la expedición del británico Ernest Shackleton y desparecieron hace más de un siglo.
WELLINGTON, Nueva Zelanda.- Una empresa pidió a un grupo de expertos que taladre el hielo de la Antártida en busca de cargamentos perdidos de whisky que llevan un siglo entre las rocas heladas del continente que aloja el Polo Sur.
Los taladradores buscarán dos cargamentos de whisky McKinlay and Co. que llegaron a la Antártida como parte de la expedición del británico Ernest Shackleton, la cual fue abandonada en 1909.
Whyte & Mackay, la empresa dueña de McKinlay and Co., quiere recuperar el brebaje de más de 100 años de antigüedad para una serie de pruebas, tras las cuales se decidirá si sacará al mercado la bebida.
Los empleados de una asociación de conservación de la Antártida, en Nueva Zelanda, usarán un taladro especial para llegar hasta las cajas, congeladas bajo el hielo antártico ubicado debajo de la cabaña de la expedición Nimrod, cerca de Cape Royds.
Al Fastier, quien dirigirá la expedición en enero, dijo que las cajas fueron descubiertas en 2006 debajo de los restos de la cabaña de la antigua expedición. En aquel momento las cajas y botellas estaban demasiado incrustadas en el hielo como para poder sacarlas.
Los exploradores han acordado entregar algunas de las botellas, pero otras serán conservadas según la normativa de preservación acordada por un tratado de la región.
Fastier dijo que no se plantea probar el whisky. "Es mejor imaginarlo que probarlo", dijo. "De esa manera mantiene su misterio".
Richard Paterson, destilador de Whyte & Mackay, dijo que el whisky aún se podría beber y tener el mismo sabor que tendría hace 100 años. El experto dijo que si logra obtener una muestra, intentará imitar el antiguo escocés y volver a vender de nuevo la marca McKinlay de whisky.
"Realmente espero lograr tener un poco", dijo al diario London Telegraph. "Quedó ahí solo y abandonado. Debería regresar a Escocia, donde nació".
--------------------
SEGUNDA PARTE:
Logran abrir caja de whisky enterrada hace un siglo en la Antártica
(Diario "La Tercera" del 13/8/2010)
En la caja habían once botellas pertenecientes al explorador irlandés Ernest Shackleton.
Una caja de whisky escocés fue abierta hoy más de un siglo después de ser enterrada bajo el hielo de la Antártica, anunciaron las autoridades de Nueva Zelanda.
Varias semanas después de que se iniciara el proceso de descongelación en una habitación del Museo de Canterbury, en la ciudad de Christchurch, la caja reveló su contenido: once botellas de la marca McKinlay & Co pertenecientes al explorador irlandés Ernest Shackleton.
Las botellas estaban envueltas en papel y paja para protegerlas durante el viaje al continente helado que en 1907 emprendió Shackleton al frente de la expedición Nimrod.
Según los arqueólogos que manipularon las botellas, el whisky destilado en 1896 ó 1897 se encontraba todavía líquido y en excelente estado de conservación pese a los temperaturas de 30 grados centígrados bajo cero que soportó durante más de cien años.
El "tesoro" pertenece ahora a la Sociedad para la Conservación del Patrimonio Histórico de la Antártica de Nueva Zelanda, que extraerá muestras del alcohol antes de volver a depositar la caja en el mismo campo donde fueron encontradas en 2006, como obliga el tratado de preservación histórica firmado por los doce países que co-admnistran el continente helado.
Las muestras, obtenidas con una jeringuilla a través del tapón de corcho, serán entregadas a la destilería Whyte & Mackay, que distribuye la marca McKinlay e intentará analizar la composición para duplicar una mezcla cuya receta original ya no existe.
Entre 1907 y 1909, Shackleton fracasó en varios intentos por ser el primero en llegar al Polo Sur, y su expedición se quedó sin provisiones cuando se hallaba a 160 kilómetros del objetivo, que alcanzó en 1911 el noruego Roald Amundsen.
La odisea de Shackleton quedó en el olvido hasta 2006, cuando dos arqueólogos neozelandeses descubrieron las botellas de whisky atrapadas en el hielo debajo de una tienda de campaña en el antiguo campamento del explorador irlandés.
(Fuente imagen: "La Tercera")
--------------------
TERCERA PARTE:
La receta del whisky de la Antártida
(Portal Gastronomía & Cía., del 14 de enero de 2011)
A principios del año pasado nos hacíamos eco del descubrimiento de las botellas de whisky y coñac centenarias en el Polo Sur, un grupo de investigadores neozelandeses del programa Antártica Heritage Trust descubría tres cajas de botellas de whisky de la marca Mackinlay y un par de cajas de botellas de coñac de procedencia australiana, en una cabaña construida en 1907 por el explorador irlandés Ernest Shackleton. Ahora Nueva Zelanda va a enviar muestras del whisky a Escocia con el propósito de descubrir la receta del whisky de la Antártida, formulación que actualmente no existe, o al menos eso se asegura.
El análisis de las muestras determinará si realmente se trata de una nueva receta, la investigación será llevada a cabo por la misma destilería que elaboró el whisky, la destilería White & Mackay, marca favorita del mencionado explorador y que llevó consigo en su primer intento por alcanzar el Polo Sur. Recordemos que las bebidas se han conservado perfectamente a pesar de haber sufrido temperaturas de unos 30 grados bajo cero, para poder obtener las muestras y conocer la receta del whisky de la Antártida se utilizarán unas jeringuillas que atravesarán el corcho para extraer el preciado líquido.

Existe un tratado internacional que concluye que lo que hay en la Antártida es patrimonio de la Antártida, por lo que las botellas enviadas a la destilería deberán ser devueltas tras la extracción y permanecer en su emplazamiento original siempre y cuando no exista peligro de que puedan ser destruidas. Recordemos que ya existe un precedente, cuando se descubrió el cargamento, algunas botellas estaban rotas por la acción del hielo.
Cuando se realizó el descubrimiento, se planeó extraer las botellas de su ubicación y exponerlas al verano antártico (en ese momento no se sabía qué efectos podría tener un siglo de congelación y posterior descongelación) al parecer no ha tenido ninguna consecuencia. Como ya indicábamos en su momento, se decía que el descubrimiento era un regalo del cielo y que gracias a los análisis se podrán probar destilados centenarios de whisky a través de las nuevas producciones en bodega.
Tras obtener las muestras de whisky, las botellas serán nuevamente depositadas en las mismas cajas donde han permanecido más de cien años, un tesoro de gran valor del que se estima, según la publicación ABC, que cada botella podría alcanzar los 69.000 dólares (unos 51.500 euros). Ahora será cuestión de esperar a ver si en la destilería de Escocia White & Mackay pueden reproducir la misma receta y si es así, posiblemente se inicie una producción limitada con un precio que seguramente será elevado, pronto tendremos nuevas noticias al respecto.
Puedes conocer más detalles sobre el descubrimiento de las bebidas a través del comunicado que en su momento realizó Antártica Heritage Trust.
--------------------
CUARTA PARTE:
Venderán réplicas del whisky hallado tras un siglo enterrado en la Antártida
(Portal EFE América, 6 de abril de 2011)
Sídney (Australia), 6 abr (EFE).- Una empresa escocesa pondrá a la venta una edición limitada de las réplicas del whisky que permaneció enterrado un siglo en el campamento del explorador irlandés Ernest Shackleton en la Antártida, informaron hoy medios neozelandeses.
Una expedición de la Sociedad para la Conservación del Patrimonio Antártico de Nueva Zelanda encontró en 2006 una caja con once botellas de whisky de la marca Mackinlay, producido por la empresa escocesa Whyte and Mackay.
El crítico Dave Broom dijo a Radio New Zealand que la réplica, elaborada en base a una mezcla de varios whiskies, es excelente y se aproxima al sabor del original, que se cree que fue destilado en 1896 ó 1897.
Cada botella se venderá a unos 50.000 dólares neozelandeses (27.060 euros) y los beneficios se destinarán a la entidad neozelandesa que hizo el hallazgo.
Cuando fueron encontradas, las botellas estaban envueltas en papel y paja para protegerlas durante el viaje al continente helado que en 1907 emprendió Shackleton al frente de la expedición Nimrod.
Según los arqueólogos que manipularon las botellas, el whisky se encontraba todavía líquido y en excelente estado de conservación pese a los temperaturas de 30 grados centígrados bajo cero que soportó durante más de cien años.
Entre 1907 y 1909, Shackleton fracasó en varios intentos por ser el primero en llegar al Polo Sur, y su expedición se quedó sin provisiones cuando se hallaba a 160 kilómetros del objetivo, que alcanzó en 1911 el noruego Roald Amundsen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar su opinión en nuestro blog de URBATORIVM. La parte final de todas estas historias las completan personas como Ud.

Residentes de Blogger:

Residentes de Facebook